martes, junio 01, 2021

449 Aniversario de la creación de Huancayo como pueblo - 1° de junio

El 01 de junio del año 1572, día de la "Santísima Trinidad" el Virrey Toledo ordenó a Jerónimo de Silva la fundación de Huancayo en la categoría de "pueblo", acontecimiento que se realizó en el lugar que hoy es la Plaza Huamanmarca, el dia de hoy primero de junio conmemoramos el 449 aniversario de ese acontecimiento de creación.

Haciendo un poco de historia, presentamos la moción de saludo que presenta el ex congresista Carlos Infantas Fernandez y el Congreso de la República al alcalde de la provincia de Huancayo, en el año 2001, en cuyo documento se inserta lo dicho de la creación del pueblo de Huancayo.

 


Día Mundial de las Madres y los Padres - 1° de junio

Desde el 17 de septiembre de 2012 se reconoce la labor que desempeñan las madres y padres a nivel mundial en pro de los hijos. Es por ese motivo que las Naciones Unidas declaró el 1 de junio como Día Mundial de las Madres y de los Padres.

A continuación transcribimos el artículo que publicó dicha Organización en su portal web, esperando que este día sea un gran motivo para reflexionar por las madres, los padres y en especial por los hijos y niños en general.
 

Vestido con su uniforme de bombero, Mohammad Jahirul Islam, de 28 años, lleva a su hija, Jisha, de 3 años, a una guardería situada en una fábrica de ropa, donde él y su esposa trabajan. Narayangonj afueras de Dhaka, Bangladesh, diciembre de 2018.Foto:© UNICEF/UN0292180/Sokol
 
 

Reconocer la labor de los padres alrededor del mundo

Desde 1980, la atención que la comunidad internacional presta a la importancia de la familia ha crecido. La Asamblea General ha adoptado varias resoluciones y ha proclamado el Año Internacional de la Familia y el Día Internacional de las Familias.

Destacando el papel crítico de los padres en la educación de los niños, el Día Mundial de las Madres y los Padres reconoce también que la familia tiene la responsabilidad principal en la alimentación y en la protección de los niños. Para el pleno y armonioso desarrollo de su personalidad, los niños deben crecer en un ambiente familiar y en una atmósfera de felicidad, amor y comprensión.

La Asamblea General de la ONU, en su resolución A/RES/66/292  del 17 de septiembre de 2012 declaró el 1 de junio Día Mundial de las Madres y de los Padres, queriendo así reconocer su labor y honrar su trabajo en todo el mundo.

Se necesita mayor apoyo para los padres que trabajan en el contexto del COVID-19

Las familias se llevan la peor parte de la pandemia de COVID-19. Como los anclajes de la familia y la base de nuestras comunidades y sociedades, los padres tienen la responsabilidad de proteger a sus familias de cualquier daño, cuidar a los niños que no asisten a la escuela y, al mismo tiempo, continuar con sus responsabilidades laborales. Sin el apoyo de los padres, la salud, la educación y el bienestar emocional de los niños están en riesgo. Al introducir políticas y prácticas laborales adecuadas para las familias, las empresas y organizaciones estarán en una mejor posición para promover la seguridad y el bienestar de los niños y brindar un apoyo sistemático a los empleados.

A medida que la pandemia de COVID-19 continúa su crecimiento exponencial, una nota técnica de UNICEF, OIT y ONU Mujeres sobre políticas favorables a la familia y otras buenas prácticas en el lugar de trabajo en el contexto de COVID-19 muestra que es esencial apoyar a las familias trabajadoras para minimizar las consecuencias negativas de la situación para los niños.

Antecedentes

Durante la década de 1980, las Naciones Unidas comenzaron a centrar su atención en los problemas relacionados con la familia. En 1983, en base a las recomendaciones del Consejo Económico y Social, la Comisión para el Desarrollo Social en su resolución sobre el papel de la familia en el proceso de desarrollo (1983/23) solicitó al Secretario General que aumentara la conciencia entre los tomadores de decisiones y el público en general de los problemas y necesidades de la familia, así como de formas efectivas de satisfacer esas necesidades. .

En su resolución 44/82, de 9 de diciembre de 1989, la Asamblea General proclamó 1994 como el Año Internacional de la Familia; y en la resolución 47/237 de 1993, la Asamblea General decidió que el 15 de mayo de cada año se celebrara  el Día Internacional de las Familias.

En 2012, la Asamblea General proclamó el 1 de junio como el Día Mundial de los Padres, que se celebra anualmente en honor de los padres y madres de todo el mundo 
 

Proclamación del Día Mundial de las Madres y los Padres

 
Resolución A/RES/66/292 del 17 de septiembre de 2012

domingo, mayo 09, 2021

sábado, mayo 01, 2021

Día Internacional del Trabajo - 1° de mayo

 

En este día, "Día Internacional del Trabajo" nos place presentar el mensaje del Director General de la Organización Internacional del Trabajo - OIT, Guy Ryder.

Leamos o escuchemos este mensaje y reflexionemos :

Día Internacional del Trabajo

La solidaridad es clave para nuestra supervivencia y prosperidad comunes

En una declaración emitida con motivo del Primero de Mayo, el Director General de la OIT, Guy Ryder, exhorta a los trabajadores, empleadores, gobiernos, organizaciones internacionales y a todos aquellos que están comprometidos con la construcción de un mundo mejor, a unir fuerzas para lograr un mundo de trabajo con justicia y dignidad para todos.

Fecha de la publicación: 30 de abril de 2021 | Tamaño o duración: 4:28 
 

Este año celebramos de nuevo el primero de mayo, Día Internacional del Trabajo, bajo el espectro de la pandemia de COVID-19. La pandemia ha tenido efectos devastadores en el mundo del trabajo, destruyendo empleos, empresas y medios de subsistencia, sumiendo a millones de personas en la pobreza, y provocando un retroceso en el desarrollo mundial. Como la mayoría de las crisis, ha golpeado mayormente a los más débiles y vulnerables, haciendo que un mundo desigual sea aún más desigual.

La pandemia y sus consecuencias son un recordatorio contundente de la interdependencia que existe a escala mundial. Esto se aplica tanto a la salud como a nuestra vida profesional.

Nadie está a salvo hasta que todos estemos a salvo. Nadie puede permitirse ser indiferente ante la situación de los demás frente a la fragilidad del mundo interdependiente que hemos creado. La solidaridad es clave para nuestra supervivencia y prosperidad común, dentro y fuera de las fronteras de cada país. Por lo tanto, mientras afrontamos la crisis actual y miramos al futuro, una cosa está clara: Necesitamos una recuperación centrada en las personas, con justicia y equidad: Una recuperación sostenible e inclusiva para todos.

Lograr una mejor reconstrucción conlleva adoptar decisiones políticas deliberadas y coherentes que permitan:
  • generar empleo y garantizar condiciones de trabajo dignas para todos;
  • extender la protección social;
  • proteger los derechos de los trabajadores; y
  • hacer uso del diálogo social.
En este Día del Trabajo recordamos las luchas históricas que obtuvieron conquistas duramente ganadas. Hoy nuevamente muchas personas en el mundo del trabajo están realizando sacrificios extraordinarios para vencer a la COVID-19. Las felicitamos al mismo tiempo que lloramos por todos aquellos que han perdido la vida.

Pero nunca debemos sacrificar nuestros valores de justicia social, nuestros derechos fundamentales en el trabajo, ni nuestra determinación de forjar un futuro mejor: un futuro mejor que es lo que ha dado sentido y motivación a todos aquellos que han celebrado el Día del Trabajo en el mundo por tantos años.

De muchas maneras, la pandemia ha ensombrecido nuestras vidas y ha dificultado esta tarea. Pero, por otro lado, ha traído consigo nuevas oportunidades que podemos y debemos aprovechar. El desenvolvimiento de la crisis nos ofrece un espacio para reflexionar, hacer nuevas elecciones y adoptar nuevos compromisos en aras de las personas, del planeta y de la prosperidad.

En este Día Internacional del Trabajo, la OIT hace un llamamiento a los trabajadores, los empleadores, los gobiernos y las organizaciones internacionales, así como a todos aquellos que están comprometidos en lograr una mejor reconstrucción, para que aúnen sus fuerzas a fin de obtener un mundo del trabajo con justicia y dignidad para todos.

 Fuente: OIT

jueves, abril 22, 2021

Día Internacional de la Madre Tierra - 22 de abril

 En la Resolución aprobada por la Asamblea General el 22 de abril de 2009 N° A/RES/63/278, La Asamblea General de la ONU, decide designar el 22 de abril Día Internacional de la Madre Tierra;

Por este motivo publicamos algunos extractos de la publicación que realizó este organismo:

Mensaje del Secretario General de la ONU 2021

En este momento en que conmemoramos el Día Internacional de la Madre Tierra, nuestro planeta se encuentra en un punto de inflexión.

La humanidad sigue abusando del mundo natural.

De forma irresponsable, saqueamos los recursos del planeta, mermamos sus especies silvestres y tratamos el aire, la tierra y los mares como vertederos.

Hay ecosistemas y cadenas alimentarias cruciales que se están viendo al borde del colapso.

Esa es una actitud suicida.

Debemos poner fin a nuestra guerra contra la naturaleza y cuidar de ella para que recobre la salud.

Eso implica llevar a cabo una acción climática ambiciosa para limitar el aumento de la temperatura global a 1,5 °C como máximo y adaptarse a los cambios que se producirán.

Eso implica adoptar medidas más contundentes para proteger la biodiversidad.

Y eso implica también reducir la contaminación creando economías circulares que generen menos desechos.

Esas medidas protegerán nuestro único hogar y crearán millones de empleos.

La recuperación de la pandemia de COVID-19 ofrece una oportunidad de que el mundo emprenda un camino más limpio, ecológico y sostenible.

En el Día Internacional de la Madre Tierra, comprometámonos todos a trabajar con ahínco para restaurar nuestro planeta y hacer las paces con la naturaleza.

António Guterres

Restaurar nuestra Tierra

La Madre Tierra claramente nos pide que actuemos. Los océanos se llenan de plásticos y se vuelven más ácidos. El calor extremo, los incendios forestales y las inundaciones, así como una temporada de huracanes en el Atlántico que ha batido récords, han afectado a millones de personas. Ahora nos enfrentamos al COVID -19, una pandemia sanitaria mundial con una fuerte relación con la salud de nuestro ecosistema. 

El cambio climático, los cambios provocados por el hombre en la naturaleza, así como los crímenes que perturban la biodiversidad, como la deforestación, el cambio de uso del suelo, la producción agrícola y ganadera intensiva o el creciente comercio ilegal de vida silvestre, pueden aumentar el contacto y la transmisión de enfermedades infecciosas de animales a humanos (enfermedades zoonóticas).

De acuerdo con el PNUMA (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente), una nueva enfermedad infecciosa emerge en los humanos cada 4 meses. De estas enfermedades, el 75% provienen de animales. Esto muestra las estrechas relaciones entre la salud humana, animal y ambiental.

Los ecosistemas sustentan todas las formas de vida de la Tierra. De la salud de nuestros ecosistemas depende directamente la salud de nuestro planeta y sus habitantes. Restaurar nuestros ecosistemas dañados ayudará a acabar con la pobreza, a combatir el cambio climático y prevenir una extinción masiva. El Decenio de las Naciones Unidas para la Restauración de los Ecosistemas, que se lanzará oficialmente el Día Mundial del Medio Ambiente (5 de junio), nos ayudará a prevenir, detener e invertir la degradación de los ecosistemas en todos los continentes y en todos los océanos. Pero sólo lo conseguiremos si todo el mundo pone de su parte.

Recordemos hoy más que nunca en este Día Internacional de la Madre Tierra que necesitamos un cambio hacia una economía más sostenible que funcione tanto para las personas como para el planeta. Promovamos la armonía con la naturaleza y la Tierra. ¡Únete al movimiento mundial para restaurar la madre Tierra!

La importancia de la biodiversidad para los humanos

El brote de coronavirus representa un riesgo enorme para la salud pública y la economía mundial, pero también para la diversidad biológica. Sin embargo, la biodiversidad puede ser parte de la solución, ya que una diversidad de especies dificulta la propagación rápida de los patógenos.

Igualmente, cada vez es más evidente su impacto en la salud humana. Los cambios en la biodiversidad afectan al funcionamiento de los ecosistemas y pueden ocasionar alteraciones importantes de los bienes y servicios que estos proporcionan. Los vínculos específicos entre la salud y la biodiversidad incluyen posibles impactos en la nutrición, la investigación sanitaria y la medicina tradicional, la generación de nuevas enfermedades infecciosas y cambios significativos en la distribución de plantas, patógenos, animales e incluso asentamientos humanos, algo que puede ser alentado debido al cambio climático.

A pesar de los esfuerzos actuales, la biodiversidad se está deteriorando en todo el mundo a un ritmo sin precedentes en la historia humana. Se estima que alrededor de un millón de especies animales y vegetales se encuentran actualmente en peligro de extinción.

Con este panorama general y el escenario del coronavirus, nuestra prioridad inmediata es evitar la propagación de COVID-19, pero a largo plazo, es importante abordar la pérdida de hábitat y biodiversidad.

Estamos en esta lucha juntos con nuestra Madre Tierra.

 Origen en una década en la que el medio ambiente saltó al plano internacional

La Asamblea General designó el 22 de abril como el Día Internacional de la Madre Tierra a través de una resolución adoptada en 2009.

Su origen se remonta a 1970, un periodo en donde la protección del medio ambiente no era una prioridad en la agenda política.

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano de 1972 celebrada en Estocolmo sentó las bases de la toma de conciencia mundial sobre la relación de interdependencia entre los seres humanos, otros seres vivos y nuestro planeta. Así mismo, se estableció el 5 de junio como el Día Mundial del Medio Ambiente y se creó el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), la agencia de la ONU encargada de establecer la agenda ambiental a nivel global, promover la implementación coherente de la dimensión ambiental del desarrollo sostenible en el sistema de las Naciones Unidas y actuar como un defensor autorizado del medio ambiente.

En 1992, más de 178 países firmaron la Agenda 21, la Declaración sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo y la Declaración de Principios para la Gestión Sostenible de los Bosques en la "Cumbre de la Tierra", celebrada en Río de Janeiro (Brasil).

Desde entonces, todos los esfuerzos por crear conciencia medioambiental crecieron exponencialmente: la Cumbre de la Tierra de Johannesburgo en 2002; la Declaración en 2008 del Año Internacional de la Tierra; la declaración oficial de la ONU del Día Internacional de la Madre Tierra; Río+20 , donde se elaboró un documento que contenía medidas y prácticas para implementar un desarrollo sostenible; o las más recientes, como la Cumbre del Clima o la COP25, ambas enfocadas al cumplimiento del Acuerdo de París

Así, cada año, en las Naciones Unidas se conmemora a nuestra Madre Tierra a través de la iniciativa "Armonía con la Naturaleza", una plataforma para el desarrollo sostenible global que celebra anualmente un diálogo interactivo con motivo del día internacional. Los temas incluyen métodos para promover un enfoque holístico de la armonía con la naturaleza y un intercambio de experiencias nacionales sobre criterios e indicadores para medir el desarrollo sostenible en armonía con la naturaleza. 

 Fuente: ONU