miércoles, junio 12, 2024

Día Mundial contra el Trabajo Infantil - 12 de junio

 

El trabajo infantil comprende el trabajo que los niños son demasiado jóvenes para realizar y/o el trabajo que, por su naturaleza o circunstancias, es probable que dañe su salud, seguridad o integridad moral. | FOTO:ONU/MINUSTAH/ Logan Abassi

Cumplamos con nuestros compromisos: ¡Pongamos fin al trabajo infantil!

El Día Mundial de este año se centra en la celebración del 25 aniversario de la adopción del Convenio



sobre las peores formas de trabajo infantil (1999, núm. 182). También sirve para ¿Sabías que? recordar a todas las partes interesadas que deben mejorar la aplicación de este convenio y el Convenio sobre la edad mínima (1973, núm.138)).

A pesar de los avances significativos en la reducción del trabajo infantil, en los últimos años se ha producido un retroceso en las tendencias mundiales, lo que subraya la imperiosa necesidad de aunar esfuerzos para acelerar las acciones encaminadas a erradicar el trabajo infantil en todas sus manifestaciones.

Con la adopción de la Meta 8.7 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, la comunidad internacional se comprometió a eliminar el trabajo infantil en todas sus formas para 2025.

Ahora es el momento de hacer realidad su erradicación.

En este Día Mundial contra el Trabajo Infantil, el 12 de junio de 2024, hacemos un llamamiento en favor de

  • La aplicación real del Convenio núm. 182 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) sobre las peores formas de trabajo infantil;
  • El refuerzo de la acción nacional, regional e internacional para poner fin al trabajo infantil en todas sus formas, incluidas las peores, mediante la adopción de políticas nacionales y el tratamiento de las causas profundas, tal como se pide en el Llamamiento a la Acción de Durban 2022;
  • La ratificación universal y la aplicación efectiva del Convenio núm. 138 de la OIT sobre la edad mínima, que, junto con la ratificación universal del Convenio núm. 182 lograda en 2020, proporcionaría a todos los niños protección jurídica contra todas las formas de trabajo infantil.


Prevalencia del trabajo infantil

Desde el año 2000, durante casi dos décadas, el mundo había realizado progresos constantes en la reducción del trabajo infantil. Pero en los últimos años, los conflictos, las crisis y la pandemia del COVID-19, han sumido a más familias en la pobreza - y han obligado a millones de niños más a recurrir al trabajo infantil. El crecimiento económico no ha sido suficiente, ni mucho menos integrador, para aliviar la presión que sienten demasiadas familias y comunidades y que les hace recurrir al trabajo infantil. En la actualidad, 160 millones de niños siguen trabajando. Es decir, casi uno de cada diez niños en todo el mundo.

África ocupa el primer lugar entre las regiones, tanto por porcentaje de niños en trabajo infantil (un quinta parte) como el número absoluto de niños en situación de trabajo infantil: 72 millones. Asia y el Pacífico ocupan el segundo lugar con un siete por ciento y 62 millones en términos absolutos.

Las regiones de África y Asia y el Pacífico juntas alcanzan la cifra de casi nueve de cada diez niños en situación de trabajo infantil en todo el mundo. La población restante se divide entre las Américas (11 millones), Europa y Asia Central (6 millones) y los Estados árabes (1 millón). En términos de incidencia, el cinco por ciento de los niños están en situación de trabajo infantil en las Américas, el cuatro en Europa y Asia Central, y el tres en los Estados Árabes.

A pesar de que el porcentaje de niños en trabajo infantil es más alto en los países de bajos ingresos, su número es en realidad mayor en los países de ingresos medios: el nueve por ciento en los países de ingresos medios bajos, y el siete, en los de ingresos medios altos. Las estadísticas sobre el número absoluto en cada grupo de ingresos nacionales indican que 84 millones de niños están en situación de trabajo infantil, el 56 por ciento de los cuales vive en países de ingresos medios, y otros 2 millones viven en paises de altos ingresos.


Fuente: ONUONU

miércoles, junio 05, 2024

Día Mundial del Medio Ambiente - 5 junio

Los pastizales, matorrales y sabanas cubren aproximadamente la mitad de la superficie terrestre del planeta. Este particular trío de ecosistemas se distribuyen desde Eurasia y la Patagonia hasta África y Australia, son el hogar de millones de personas.
| FOTO:Damian Patkowski/Unsplash

Nuestras tierras. Nuestro futuro.

Los ecosistemas de todo el mundo están en peligro. Desde bosques y tierras áridas hasta tierras agrícolas y lagos, los espacios naturales de los que depende la existencia de la humanidad están llegando a un punto de no retorno. 

Según la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación, hasta el 40% de las zonas terrestres del planeta están degradadas, lo que afecta directamente a la mitad de la población mundial. El número y la duración de los períodos de sequía han aumentado un 29% desde el año 2000 y, si no se toman medidas urgentes, las sequías podrían afectar a más de tres cuartas partes de la población mundial en 2050.

Por esta razón, el Día Mundial del Medio Ambiente 2024 se centra en restaurar las tierras, detener la desertificación y fortalecer la resiliencia a la sequía bajo el lema «Nuestras tierras. Nuestro futuro. Somos la #GeneraciónRestauración». No podemos retroceder en el tiempo, pero sí podemos hacer crecer los bosques, revitalizar las fuentes de agua y restaurar los suelos. Somos la generación que puede hacer la paz con las tierras.

La restauración del suelo es un pilar fundamental del Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de los Ecosistemas (2021-2030), que constituye un llamado a la protección y la revitalización de los ecosistemas en todo el mundo, un aspecto fundamental para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En 2024 se celebrará el 30º aniversario de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación. El decimosexto período de sesiones de la Conferencia de las Partes (COP 16) en la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CLD) se celebrará en la capital saudí, Riad, del 2 al 13 de diciembre de 2024.

 

 ¿Qué es el Día Mundial del Medio Ambiente?

Dirigido por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el Día Mundial del Medio Ambiente fue establecido por primera vez por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1972.

Cada año lo auspicia un país diferente, y en este 2024 el anfitrión y organizador es Arabia Saudita.

En los últimos 50 años, la celebración ha llegado a convertirse en una de las plataformas mundiales con mayor alcance en favor de las causas ambientales. Decenas de millones de personas se han sumado a participar de manera virtual y presencial en actividades, eventos y todo tipo de iniciativas alrededor del mundo.

 Por qué necesitamos que participes

El tiempo se acaba y la naturaleza se encuentra en situación de emergencia. Para mantener el calentamiento global por debajo de 1,5 °C este siglo, debemos reducir a la mitad las emisiones anuales de gases de efecto invernadero para 2030. Si no actuamos ya, la exposición a aire contaminado aumentará en un 50% en esta década, mientras que los desechos plásticos que fluyen hacia los ecosistemas acuáticos podrían triplicarse para 2040. Pero estas no serán las únicas consecuencias. Le seguirán muchas más. 

Necesitamos una acción urgente para abordar estos problemas apremiantes, haciendo que "Una sola Tierra" y su enfoque sobre una vida sostenible en armonía con la naturaleza sean tan pertinentes como siempre.

¿Sabías que...?

Cada cinco segundos, se erosiona una superficie de suelo equivalente a un campo de fútbol. Sin embargo, se requieren 1.000 años para generar 3 centímetros de tierra vegetal.

Los árboles en zonas urbanas pueden enfriar el aire hasta 5 ºC, lo que reduce en un 25% la necesidad de usar aire acondicionado.

Los lagos, ríos y humedales contienen entre el 20% y 30% del carbono mundial, a pesar de ocupar solo entre el 5% y 8% de su superficie terrestre.

¿Cuánto sabes sobre la degradación de la tierra, los desiertos y las sequías?



Descubre cuánto sabes sobre una de las mayores crisis a las que se enfrentan nuestros ecosistemas. íPon a prueba tus conomientos aquí!

Enlaces relacionados

  • Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA)
  • Decenio de las Naciones Unidas sobre la Restauración de los Ecosistemas
  • Convención para la Diversidad Biológica
  • Acción por el clima
  • Cambio Climático 
Fuente: ONU ONU

jueves, mayo 30, 2024

Día Internacional de la Papa - 30 de mayo

 

| FOTO:FAO/Alessandra Benedetti

Un cultivo con muchas posibilidades

La papa, o patata, un alimento milenario originario de la cordillera de los Andes, que llegó a Europa en el siglo XVI y se extendió por todo el mundo, es mucho más que una fuente de alimento.

Consituye un elemento esencial en las estrategias para proporcionar alimentos accesibles y nutritivos y mejorar los medios de subsistencia en las zonas rurales y otras zonas donde los recursos naturales, especialmente la tierra cultivable y el agua, son limitados y los insumos caros. La versatilidad de su cultivo y su capacidad para crecer en diversas condiciones convierten a este tubérculo en una opción de cultivo muy rentable.

La patata es también un cultivo respetuoso con el medio ambiente, ya que en comparación con otros genera niveles bajos de emisiones de gases de efecto invernadero.

En los últimos diez años, la producción mundial de patatas ha aumentado un un diez por ciento, lo que se ha traducido en un crecimiento del empleo y los ingresos. Sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer para sacar el máximo rendimiento a este cultivo en la lucha contra el hambre y la malnutrición en todo el mundo. 

Además, otras de sus cualidades es la gran diversidad genética de patatas, con más de 5.000 variedades mejoradas y sus numerosas variedades cultivadas y locales, muchas de las cuales son exclusivas en la región del Altiplano en América Latina. Los 150 parientes silvestres de la patata cultivada presentan un alto grado de variación genética, con toda una serie de rasgos distintivos, como la adaptabilidad a distintos entornos de producción, la resistencia a plagas y enfermedades y las diferentes características de los tubérculos. Constituyen una reserva de rasgos hereditarios para la mejora genética continuada del cultivo, con el fin de responder a las condiciones ambientales en constante cambio, a los nuevos biotipos de plagas y enfermedades y a las preferencias de los consumidores.



Cosechar la diversidad, alimentar la esperanza

En 2024, celebramos el primer Día Internacional de la Papa y ponemos el foco de atención en la contribución de la papa a la vida de productores y consumidores bajo el oportuno tema “Cosechar la diversidad, alimentar la esperanza”. #DíaInternacionalDeLaPapa. Consulta la guía que ha preparado la FAO:


Descargar




Día Internacional de la Papa

La papa representa una de las aportaciones más importantes de la región andina al mundo entero, dado que es uno de los cinco principales cultivos alimentarios consumidos en el mundo, contribuyendo de esta manera a la seguridad alimentaria.

La producción de patatas a pequeña escala y en el marco de la agricultura familiar contribuye a reducir el hambre, la desnutrición y la pobreza y a garantizar la seguridad alimentaria; se basa en la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad.

En diciembre de 2023, la Asamblea General decidió designar el 30 de mayo como Día Internacional de la Papa con el objetivo de concienciar sobre los múltiples valores nutricionales, económicos, ambientales y culturales de la papa y su contribución como incalculable recurso alimentario y generador de ingresos para las familias y los productores rurales, con miras a implementar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y alcanzar sus Objetivos de Desarrollo Sostenible.

¿Sabías que...?

Alrededor de dos tercios de la población mundial consume patatas como alimento básico; casi el 50% de las papas se utilizan como alimento básico u hortaliza en los hogares.

Son resistentes a la sequía, al frío y a las tierras áridas, con una gran capacidad de adaptación.

En 2030, la producción total de papas alcanzará los 750 millones de toneladas, lo que supone un aumento del 112 % respecto a 2020. Asia, África y América Latina superará los 440 millones de toneladas, lo que representa alrededor del 59 % del mundo.

Fuente: FAO

Recursos

  • Día Internacional de la Papa (FAO)
  • Guía sobre el Día (FAO)
  • FAO: Materiales para las redes sociales
  • FAO: Materiales promocionales de la campaña
  • Resolución del Día:   (A/RES/78/123)
  • Información sobre cultivos de la FAO: patata
  • Papel y posibilidades que ofrece la patata en la seguridad alimentaria mundial
  • Año Internacional de la Papa 2008
  • Año Internacional de la Papa 2008: Nueva luz sobre un tesoro enterrado
  • Producción sostenible de patata: Directrices para los países en desarrollo


Días internacionales relacionados con la alimentación y la agricultura

  • Día Mundial de las Legumbres (10 de febrero)
  • Día Mundial del Atún (2 de mayo)
  • Día Mundial de las Abejas (20 de mayo)
  • Día Internacional del Té (21 de mayo)
  • Día Mundial de la Inocuidad de los Alimentos (7 de junio)
  • Día de la Gastronomía Sostenible (18 de junio)
  • Día Internacional de Concienciación sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos (29 de septiembre)
  • Día Mundial de la alimentación (16 de octubre)
  • Día Mundial del Suelo (5 de diciembre)

Resolución: A/RES/78/123,

Fuente: ONU