viernes, julio 28, 2017

Felices Fiestas Patrias 2017, Perú

En estas fiestas queremos recordar a Juan B. Lepiani, autor de la obra famosa "La proclamación de la Independencia (1904)", óleo en el que se aprecia a don José de San Martín  en la plaza de armas de Lima Perú un 28 de julio de 1821, proclamando la independencia con las sibuientes palabras: "El Perú es desde este momento libre e independiente por la voluntad general de los pueblos y por la justicia de su causa que Dios defiende. ¡Viva la patria! ¡Viva la libertad! ¡Viva la independencia!"


Juan B. Lepiani
nombre completo: José Juan de Dios Mateo Osbaldo Botaro Lepiani Toledo, nació en Lima Perú, el 20 de septiembre de 1864, fallece en Roma Italia, el 28 de noviembre de 1932; fue un pintor peruano. Conocido por sus óleos inspirados en temas históricos y patrióticos, especialmente en episodios memorables de la guerra del Pacífico. Y hoy queremos recordarlo por ser el autor de la obra “La proclamación de la Independencia (1904)”, obra muy difundida en la que se aprecia al libertador, don José de San Martín proclamando la independencia del Perú el 28 de julio de 1821, en la plaza de armas de Lima con las siguientes palabras: “El Perú es desde este momento libre e independiente por la voluntad general de los pueblos y por la justicia de su causa que Dios defiende. ¡Viva la patria! ¡Viva la libertad! ¡Viva la independencia!"

Biografía
Fue hijo de Melchor Botaro Lepiani Loyola y Manuela Toledo, ambos limeños. Casó en 1891 con María Josefina Grossberger, con la que tuvo cinco hijos. En su estancia en Roma solía firmar sus obras como J.Leppiani.
En su temprana juventud se dedicó a oficios modestos, como el de pagador en la línea del ferrocarril central. Siguiendo su vocación, estudió pintura en Lima, siendo sus maestros el español Ramón Muñiz y el peruano Francisco Masías. Fue en los años 1890 y principios del siglo siguiente que realizó sus grandes obras de carácter histórico y patriótico.
En 1903 viajó a Europa, donde se dedicó a visitar museos y exposiciones. Se instaló en Roma, donde vivió con cierta holgura durante varios años, dedicado a la copia de las pinturas de grandes artistas como Rafael y Tiziano, reproducciones que vendía a los turistas estadounidenses. Su trabajo fue muy valorado por su pulcritud; incluso envió varias de sus mejores copias al Perú.
En 1928 regresó a Lima, ya anciano y casi ciego, esto último debido al esfuerzo visual que le implicaba su arduo trabajo pictórico. Nuevamente viajó a Europa, donde le sorprendió la crisis mundial de 1929. Arruinado económicamente, quebrantada su salud y totalmente ciego, falleció en Roma en 1932.

Obras
Pese a que la crítica especializada siempre ha tendido a ignorar o desdeñar las obras de Lepiani, estas atraen por su realismo y la intensidad de su emoción patriótica.
Los más célebres de sus cuadros son los inspirados en episodios de la guerra del Pacífico:
    La respuesta, que representa al coronel Francisco Bolognesi, junto a su estado mayor en Arica, respondiendo negativamente a la oferta de rendición del parlamentario chileno Juan de la Cruz Salvo. Este episodio histórico ocurrió el 5 de junio de 1880.
    El último cartucho, que representa una escena cumbre de la batalla de Arica, librada el 7 de junio de 1880: el último instante de vida del coronel Bolognesi, el cual yace caído en el suelo y con revólver en mano, cumpliendo así su juramento de pelear «hasta quemar el último cartucho».
    Alfonso Ugarte, que representa a este héroe en el momento en que montado a caballo y con el pabellón nacional, se arroja desde lo alto del morro de Arica.
    El tercer reducto, que representa una escena de la batalla de Miraflores, encuentro librado por la defensa de Lima, donde pelearon valerosamente civiles improvisados frente a fuerzas superiores en número y poderío bélico.
También halló su inspiración en otros periodos de la historia peruana, como la conquista (Los 13 de la Isla del Gallo, La captura de Atahualpa, El asesinato de Pizarro) y la emancipación (La entrevista de La Serna y San Martín, La proclamación de la Independencia). Los sucesos contemporáneos no escaparon también a su pincel, tal como lo prueba otra de sus obras maestras, La entrada de Cocharcas, que representa al caudillo Nicolás de Piérola, montado a caballo e ingresando a Lima por la portada de Cocharcas, durante la guerra civil de 1894-1895.

San Martín proclamando la Independencia del Perú frente a la multitud reunida en la Plaza de Armas de Lima (óleo de Juan Lepiani, en el Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú).

Fuente: Wikipedia - Juan Lepiani
Mas obras de Lepiani: Wikimedia - Juan Lepiani
 

martes, marzo 28, 2017

Por un Perú Resiliente: 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible

En estos momentos en que nuestra patria padece de emergencias, es imprescindible que nuestras autoridades y todos los peruanos pongamos en marcha los acuerdos comprometidos ante el mundo entero, adoptando un conjunto de OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE, para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos, Cada objetivo tiene metas específicas que deben alcanzarse en los próximos años a corto y mediano plazo hasta el año 2030.

Por nuestra parte queremos hacer incapié dada la coyuntura actual, que para reconstruir gran parte de nuestro país se tenga en cuenta desarrollar infraestructura resilientes; viviendas, ciudades y asentamientos humanos inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles entre otras bondades de los objetivos.

El siguiente trabajo es una recopilación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, con las metas a cumplir de acuerdo a nuestro compromiso ante las Naciones Unidas.



jueves, marzo 23, 2017

Las aguas residuales, un nuevo "oro negro" contra la escasez hídrica

En todos los países, salvo en los más desarrollados, la gran mayoría de las aguas residuales se vierte directamente en el medio ambiente sin tratamiento adecuado

La mayoría de las actividades humanas que emplean agua producen aguas residuales. A medida que aumenta la demanda total de agua, la cantidad de aguas residuales producidas y la carga contaminante total de las mismas aumentan continuamente en el mundo entero.

Aunque las aguas residuales son un componente crucial del ciclo de la gestión del agua, el agua después de haber sido utilizada es vista con demasiada frecuencia como  una carga de la que desprenderse o una molestia que debe ignorarse. Ahora los resultados de esta negligencia son evidentes. Las consecuencias inmediatas, incluyendo el deterioro de los ecosistemas acuáticos y las enfermedades transmitidas por el agua a través del suministro de agua dulce contaminada, tienen implicaciones de gran envergadura en el bienestar de las comunidades y en los medios de sustento de las personas. El fracaso continuo a la hora de abordar las aguas residuales como un problema importante desde el punto de vista social y ambiental, comprometería otros esfuerzos dirigidos a alcanzar los objetivos contenidos en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Frente a la siempre creciente demanda, las aguas residuales están cobrando importancia como fuente de agua alternativa fiable, cambiando el paradigma de la gestión de aguas residuales de “tratamiento y eliminación” a “reutilización, reciclado y recuperación del recurso”. En este sentido, las aguas residuales ya no se consideran como un problema que necesite solución, sino como parte de la solución a los retos a los que se enfrentan las sociedades hoy en día.

Las aguas residuales también pueden ser una fuente rentable y sostenible de energía, nutrientes y otros subproductos útiles. Los beneficios potenciales de extraer dichos recursos de las aguas residuales van mucho más allá de la salud humana y ambiental, con consecuencias a nivel de la seguridad alimentaria y energética, así como de mitigación del cambio climático. En el contexto de una economía circular, en que el desarrollo económico se equilibra con la protección de los recursos naturales y la sostenibilidad ambiental, las aguas residuales representan un recurso abundante y valioso.



Fuente: https://gsagua.com/informe-mundial-sobre-el-desarrollo-de-los-recursos-hidricos-de-las-naciones-unidas-2017-aguas-residuales-el-recurso-no-explotado/



Aguas residuales, el recurso no explotado - Informe Ejecutivo 2017


Aguas Residuales recurso desaprovechado - Resumen

Informe Mundial sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos de las Naciones Unidas 2017: Aguas residuales, el recurso no explotado

La edición de 2017 del Informe Mundial sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos de las Naciones Unidas, titulado “Aguas residuales: el recurso no explotado", demuestra que la mejora del manejo de las aguas residuales genera beneficios sociales, ambientales y económicos esenciales para el desarrollo sostenible. En particular, el Informe tiene como objetivo informar a los encargados de la adopción de decisiones, al gobierno, a la sociedad civil y al sector privado acerca de la importancia de gestionar las aguas residuales como una fuente infravalorada y sostenible de agua, energía, nutrientes y otros subproductos recuperables, en lugar de algo que se debe eliminar o una molestia que se debe ignorar.

El título del informe refleja el papel fundamental que las aguas residuales están a punto de desempeñar en el contexto de una economía circular, en la que el desarrollo económico se equilibra con la protección de los recursos naturales y la sostenibilidad ambiental, y donde una economía más limpia y sostenible tiene un efecto positivo en la calidad del agua.

http://unesdoc.unesco.org/images/0024/002475/247553s.pdf
La gestión mejorada de las aguas residuales no solo es crucial para lograr el Objetivo de Desarrollo Sostenible sobre agua potable y saneamiento (ODS 6), sino también para la consecución de otros objetivos de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Con el fin de difundir mejor las conclusiones clave del WWDR 2017 y de dar impulso al evento central de la celebración del Día Mundial del Agua en Sudáfrica, el 22 de marzo, el WWAP también organiza una reunión informativa para los representantes de los Estados Miembros en la sede de la UNESCO en París y en la sede de la ONU en Nueva York. Paralelamente, se están organizando más de 20 lanzamientos regionales del WWDR en todo el mundo gracias a la iniciativa de las instituciones locales y nacionales, a las partes interesadas, a los organismos de las Naciones Unidas y a sus oficinas exteriores. El WWAP proporciona un paquete de apoyo con recursos digitales e impresos para las presentaciones regionales.